Levantamiento de mamas

Este procedimiento está dirigido a devolverle la forma y textura de la mama luego de embarazos. Se puede realizar con tejido mamario de la paciente o con la colocación de implantes mamarios, dependiendo de cada caso en particular.

¿Qué hay que saber sobre este procedimiento?

Se debe suspender el consumo de medicamentos que aumente el riesgo de sangrado tales como: aspirina, vitamina E y Ginseng, así como el tabaco, el alcohol, y el té de jengibre, por lo menos dos semanas antes. Se debe comunicar al médico actuante si ha padecido fiebre o diarrea los días previos.
Se realiza un bloqueo raquídeo o anestesia general. Existen diferentes técnicas dependiendo del cirujano actuante. La cicatriz resultante puede ser perirareolar, o la invertida (siendo esta la más frecuente). Además, puede ser vertical. La areola y pezón se reubican al nivel más elevado, así como la acomodación del tejido glandular para darle mayor proyección al polo superior. Dependiendo el caso, se puede utilizar implante mamario.
La paciente se egresa de 12 a 24 horas post-quirúrgico y se le coloca sostén post-quirúrgico por 6 semanas aproximadamente. Se le indica analgésicos y antibióticos por 5-7 días. No debe realizar esfuerzos bruscos, ni manejar las primeras 3 semanas o realizar masajes locales sobre la mama. Todo esto para mejorar pronóstico y recuperación.

Navega y conoce todos nuestros procedimientos