Reducción mamaria

Es un procedimiento realizado a mujeres que están inconformes con el tamaño de sus mamas, en caso que presentan dolores de espalda y hombro por el peso de la mama. El resultado del nuevo tamaño de la mama va a depender de la contextura física de la paciente, así como del deseo mismo de la paciente, manteniendo siempre un resultado armonioso entre su nueva mama y su cuerpo.

¿Qué hay que saber sobre este procedimiento?

Se debe suspender el consumo de medicamentos que aumente el riesgo de sangrado tales como: aspirina, vitamina E, ginseng, además el tabaco, el alcohol, te de jengibre, por lo menos dos semanas antes. Se debe comunicar al médico actuante si ha padecido fiebre o diarrea los días previos.
Se realiza con anestesia general o bloqueo raquídeo. Existen múltiples técnicas, teniendo el cirujano la libertad de utilizar la de su preferencia y con la que considere obtendrá mejores resultados. La cicatriz puede ser vertical o en ancla (T invertida). Se procede a eliminar el exceso de piel y tejido glandular excedente y re-posicionando por completo la areola-pezón. Se obtiene como resultado una mama más pequeña y armoniosa con la textura física de la paciente.
La paciente se egresa de 12 a 24 horas post-quirúrgico, se le coloca sostén post-quirúrgico por 6 semanas aproximadamente, se le indica analgésicos y antibióticos por 5-7 días, no debe de realizar esfuerzos bruscos, no manejar las primeras 3 semanas, realizar masajes locales sobre mama para mejorar pronostico y recuperación.

Los resultados definidos se obtienen luego de 4 meses cuando el proceso inflamatorio de la cicatrización sede y el tejido glandular re posicionado se acomoda nuevamente.

Navega y conoce todos nuestros procedimientos